Cel y WhatsApp (300) 556-6595

Clases de Masaje Íntimo para Ella!

El masaje de los genitales femeninos contribuye a la relajación femenina antes de la relación sexual, pudiendo ser al mismo tiempo, muy estimulante para el hombre, al presenciar como los sentidos de la mujer, se van despertando.

Clases de Masaje Íntimo para Ella

Antes de masajear los genitales de la pareja, hay que acariciar el resto del cuerpo. Lo mejor es acercarse a los genitales deslizando la mano por el interior del muslo, una zona de por sí muy sensible. Recuerda que el objetivo no es lograr el orgasmo, sino proveer placer y relajación.

1. La dulce tortura del vello
La idea no es evidentemente torturar, sino causar una exquisita sensación que va desde el monte de venus a ese delicado órgano sexual, el clítoris. Se estira suavemente de pequeños mechones de vello púbico. Con las dos manos a la vez se va yendo lentamente desde lo alto del monte de venus hasta ambos lados de los labios.

2. El pico de pato
El pico de pato se siente como una sensación de inundación, cálida y ligeramente perturbadora, que es como debe ser.

Se hace un pico de pato con la mano, se coloca sobre el clítoris y se vierte encima aceite de masaje templado, de forma que resbale lentamente y caiga sobre los genitales.

3. El Repique
El Repique tiene su origen en un juego infantil. De niños es común estirarse del labio inferior y dejarlo ir. Si se hace deprisa, suena. Cuando hayáis practicado esto, podéis probarlo en los genitales de la mujer.

Comenzando por los labios mayores, se usan ambas manos a la vez para estirar suavemente de ellos y dejarlos ir, como se haría con los labios de la boca.

4. Maniobras Clitorianas
Las maniobras clitorianas consisten en rotaciones muy suaves y continuas sobre el extremo del clítoris con un dedo con lubricante. Luego se cambia de sentido. Con mucha delicadeza, un roce ligerísimo y abundante lubricación, se pasa el dedo primero sobre el clítoris y luego de arriba abajo por su base.

5. Masaje Labial
Coloca una mano con bastante lubricante sobre los labios de su vagina con los dedos hacia en ano. Avanza hacia el ombligo y alterna ambas manos. Explora los labios internos y externos con tus dedos. Suavemente arrastra uno y después el otro. Frota los labios exteriores suavemente con tu pulgar e índice, y después los labios interiores.

6. Y Uno, y Dos, y Tres…
Inserta tus dedos índice y medio dentro de ella y arquea tu pulgar como si estuvieras “haciendo dedo”, penétrala hasta que tu pulgar toque el clítoris. Puedes usar una variedad de movimientos lineales y circulares en esta posición. También puedes hacer vibrar tu mano.

7. Casi, casi
Si ella tiene un sitio en el cual le gusta ser acariciada o lamida, hazlo bien cerca, pero no exactamente en ese punto, excepto muy ocasionalmente. Esto hace que ella tarde más en alcanzar el orgasmo, pero probablemente sea mucho más intenso en el momento en que llegue.

8. Presiona Aquí Para Comenzar
Inserta un dedo suave y profundamente en la vagina y cuando esté lista y lubricada, inserta un segundo dedo. Coloca tu pulgar cubriendo el ano. No lo penetres. Presiona el ano ligeramente mientras mueves tus dedos.

9. Cuenta Hasta Diez
Coloca la palma de tu mano en su monte de Venus (donde esta el vello púbico), y coloca tus dedos ligeramente sobre los labios vaginales. Coloca tu pulgar en el muslo. Ligera pero firmemente presiona tu palma contra el monte de Venus y comienza a mover tu mano en un movimiento circular. Tu palma no debe hacer deslizar la piel en este proceso. En cambio, debes notar que la piel de ella se mueve por debajo. Repite hasta que haya hecho diez círculos. Levanta tus dedos y golpea muy ligeramente los labios vaginales a un ritmo de una vez por segundo hasta que llegue a diez golpes. Nota que son golpes muy, muy suaves; no deben doler. Después, descansa tu mano por cinco a diez segundos. Repite los círculos, repite los golpes, descansa nuevamente, repite los círculos, etc.

10. Reloj Cervical
El cervix se suele ubicar en la parte superior interna de la vagina. El cervix se siente como una pequeña protuberancia de piel. En algunos casos puede tener una ranura pequeña en la mitad, tal como un mentón. Cuidadosamente estimula el área que rodea el cervix. Ella disfrutará de este masaje.

11. Dedos en los Labios
Debido a que la piel del clítoris es mucho más sensible que cualquier parte de los genitales, no querrás que la piel de tus dedos lo lastimen. Suavemente empuja y separa la piel que rodea al clítoris cuando toques los genitales femeninos. Usando los labios vaginales como protección podrás darle estimulación placentera sin la fricción dolorosa.

12. Desde Afuera
Coloca tu mano libre en la parte inferior del abdomen de ella. Experimenta aplicando distintos tipos de presión con la mano de arriba mientras tienes los dedos de tu otra mano dentro de la vagina.

15. Trazador Labial
Aplica abundante lubricante, puede ser mejor que comiences con uno de los labios externos. Coloca el labio entre tu pulgar e índice, agarrándolo en la base inferior donde se une al cuerpo. Recorre con tus dedos desde la parte inferior hasta la parte superior. Repítelo cuantas veces ella lo desee. Cuando este mejor lubricado hazlo con el labio interior.

17. Luna Creciente
Inserta tu pulgar en la vagina, cubre con tu mano el clítoris y deja que tus dedos se posen en su monte de Venus. Alterna la estimulación entre el punto G interno (techo de la vagina), el clítoris y el punto G externo (encima de la vejiga).

18. Timbre
Presiona firmemente en el punto G, como pulsando un timbre. Presiona, suelta, presiona, etc.
21. Los Dedos Mágicos
Usa tus tres dedos más largos, con tu dedo medio deslizándose por la apertura de la vagina y tus otros dos (índice y anular) por el borde de los labios vaginales externos. Puedes, de vez en cuando, insertar el dedo medio dentro de la vagina.

22. Twist
Usando uno o más dedos masajea hacia adentro y hacia afuera de la vagina rotando tu muñeca.

Ya sabes, ve probando hasta que tu amante te indique dónde le resulta más placentero… así conseguirás aumentar la intensidad de su clímax

LeMantis

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *